Sandy Island, la extraña isla fantasma que Google Earth y Google Maps la muestran como real

Se trata del extrañísimo caso de Sandy Island, la isla que nunca existió o que dejó de existir o que vaya usted a saber qué ha pasado con ella, se convirtió en un tema apasionante para millones de personas, seguramente seducidas por el eco legendario del asunto y la manera en que apela a nuestro apetito más ancestral de ensueños y quimeras.

sandi, la isla perdida

Estos son los hechos: un barco científico, el RV Southern Surveyor, del servicio hidrográfico australiano, aprovechando que está en el Mar del Coral en una singladura de 25 días estudiando la tectónica de placas, decide, quizá con ánimo de recrearse con playas y cocoteros, echar un vistazo a Sandy Island, una isla del Pacífico Sur que diferentes cartas y mapas, entre ellos Google Earth y Google Maps, muestran entre Australia y Nueva Caledonia. Llegados al punto marcado, la isla no está y el océano se extiende, imperturbable. ¿Dónde diablos ha ido a parar la isla?, se preguntan perplejos los científicos. Sus mapas la muestran, aunque no así las cartas náuticas, que señalan una profundidad de 1.400 metros y ni asomo de isla.

situacion de la isla perdida

Se han propuesto diversas explicaciones, como el error humano o la broma colosal. Una que parece plausible es que ciertos autores de mapas acostumbran a introducir algún dato falso que les sirva para detectar copias que infrinjan su copyright: si otro mapa muestra lo mismo es que ha pirateado y valga el término hablando de islas, aunque no se trate de Tortuga, Sulú o el Arrecife del Hombre Muerto.

Rastreada la isla perdida, resulta que aparece en mapas y publicaciones científicas al menos desde 2000. En algunas ediciones del Times atlas of the world está bautizada como Île de Sable (de existir pertenecería a Francia). Hay quien la identifica con una de las islas que menciona en 1792 el caballero D’Entrecasteaux navegando en busca de la pertinentemente desaparecida expedición de La Pérouse.

No está claro cómo se ha propagado la inexistente existencia de Sandy. Quizá se ha ido repitiendo el error inicialmente premeditado. Los responsables de Google Maps para Australia y Nueva Zelanda, han señalado que ellos utilizan una variedad de fuentes autorizadas para crear sus mapas. La entidad anima a los usuarios de sus mapas a avisarle cuando se encuentren ante una situación semejante, así que ya lo saben: si les desaparece una montaña, un lago o un golfo, por favor, háganlo saber.

Puede leer el artículo completo desde la fuente original o también indagar más sobre el tema desde la Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada