La cruda realidad de un freelance [Humor]

¿Trabajas como freelance? ¡Dame esos cinco! Toma un respiro en el trabajo y anímate a echar un vistazo a esta divertida imagen que retrata cómo es la cruda realidad de un freelance.

Dedicar tiempo y esfuerzo como freelance no es una tarea muy cómoda que digamos. No es la primera vez que un amigo me ha dicho: “¿Trabajas desde casa? ¡Qué cool, eres un ídolo!” (bueno, tal vez añadí algunas palabras extras). Pero no es así, el trabajo como freelance puede ser altamente estresante y puede pasar por encima de nosotros.

En mi caso, trabajar desde casa me asienta muy bien. Paso tiempo con mi bebé y mi novia, hago las compras de la casa, me voy de shooping una vez a la semana, una vuelta por el cine, y de vez en cuando puedo darme una escapada a la universidad (sí, lo dejé en el último lugar).

Sin embargo, no todo es color de rosa, mi vida no es perfecta ni cool. La presión de entregar las cosas a tiempo puede llevarte a situaciones extrema como querer aventarte del décimo piso (ok, exageré un poco), y las cosas se complican si ni siquiera tienes tiempo para llevar una vida social y salir con chicas (especialmente eso).

La siguiente ilustración nos llega gracias a Chistesparadg, y nos demuestra que la vida como freelance no es tan cool como la mayoría piensa.

La vida del freelance

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada