El inevitable descenso de Rapidshare ¿Qué futuro le espera?

Rapidshare no es ni la sombra de lo que fue. Después del intempestivo cierre de Megaupload, una serie de medidas drásticas frenaron las descargas masivas que se realizaban diariamente desde el servidor. En la actualidad, Rapidshare continúa sorprendiendo al público con nuevos cambios que buscan disminuir la descarga ilegal de contenido pirateado. ¿Qué futuro le espera a Rapidshare?

Rapidshare

El exilio de miles de usuarios a otros servidores aún no ha terminado. El antecedente que marcó el cierre de Megaupload ha golpeado duramente a los centenares de servidores que se reparten en la red, incluyendo al inmortal Rapidshare, que cada día vive al margen y opta por una posición extremista para no cometer los mismos errores del competidor.

Es así como desde fines de noviembre las primeras modificaciones en la política de uso no terminaron en aparecer. A la luz de los hechos, los más afectados son los usuarios gratuitos, quienes a partir de ahora podrán realizar descargas con tu tope máximo de 1GB.

En otras palabras, descargar una película en BluRay demandaría varios días, incluso semanas dependiendo del tamaño del archivo. Lo mismo sucedería con los programas pesados, videojuegos y otros contenidos multimedia. El único consuelo es para los usuarios Premium, quienes gozan de un tope de 30GB diarios.

Pero eso no es todo, porque la velocidad de descarga también se ha visto alterada, limitando la transferencia de datos según el ancho de banda de cada conexión. Para poner la cereza al pastel, Rapidshare adoptó desde diciembre un servicio para el almacenamiento de archivos al estilo Dropbox. Como van las cosas, no sería descabellado pensar que Rapidshare se transforme en un soporte que nada tenga que ver con la versión original.

Vía | TorrentFreak

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada